Emprender y sobrevivir en el intento – Por Dunia De Barnola

junio 25, 2015 · 2 comentarios

“Emprendimientos cotidianos germinan y comienzan a crecer, pero se topan en un número muy importante de las veces con muros de dificultades, retos enormes que en la vida real resultan mayores de lo que eran en las proyecciones de papel o en los sueños preparatorios a solas o con amigos.”

emprender

La pasión de emprender

Creatividad, pasión, entusiasmo, iniciativa. Todas éstas son cualidades que asociamos sin parpadear a lo que nos define como venezolanos. Gracias a ellas y otras competencias, aptitudes y actitudes nuestro país puntea sistemáticamente en los indicadores globales como una de las naciones más emprendedoras del mundo.

Nuestros hombres y mujeres parecen tener lo que hace falta para olfatear oportunidades de negocio (incluso cuando la maraña de adversidades está más tupida), inventar y reinventar el agua tibia y cualquier otra cosa, lanzarse de cabeza y arriesgar lo que se tiene tras una idea oportuna, y darle vueltas a lo que el día nos presente para sacarle provecho y tratar de convertirlo en un trampolín que nos rescate de las necesidades y nos lance hacia el éxito o, al menos, a la posibilidad de sobrevivir.

Emprendemos proyectos sociales y empresariales con las mismas dosis de arrojo y osadía, con que decretamos que “Buda proveerá” mientras “echamos pa’lante que p’atrás sancochan”. Es así como graduamos cientos de emprendedores de todo tipo y escala cada día en Venezuela. Emprendedores empresariales, sociales, por necesidad o que intentan aprovechar ventanas de oportunidad, grandes, micro, pequeños. Emprendedores de todo tamaño, color y locación.

7 de cada 10 emprendimientos fracasan antes del primer año ¿Qué hacer?

Emprendimientos cotidianos que germinan y comienzan a crecer, pero que se topan en un número muy importante de las veces con muros de dificultades, retos enormes que en la vida real resultan mayores de lo que eran en las proyecciones de papel o en los sueños preparatorios a solas o con amigos. Y ahí aparecen nuevamente las estadísticas globales: altos indicadores de emprendimiento, y también altos indicadores de fracaso temprano de las iniciativas sumado a bajísimos niveles de competitividad y sustentabilidad de los emprendimientos.

En más de una oportunidad en este espacio, hemos hecho referencia a esta paradoja: alto emprendimiento baja competitividad. Sabemos que esta fórmula representa una realidad compleja sobre la cual hay que poner la mirada por diversas razones: porque la sustentabilidad del desarrollo y consecuente incremento de nuestra calidad de vida, van más bien atadas de la productividad de empresas que logren mantenerse y crecer en el tiempo, expandiéndose, diversificándose, creando cada vez más y mejores puestos de trabajo y garantizando la estabilidad de los que ya han creado.

También porque sabemos que la estabilidad genera progreso (particularmente cuando el tejido social está, como el nuestro, preñado de creatividad), educación e institucionalidad (y viceversa), y que la institucionalidad asegura las necesidades básicas para que los emprendimientos puedan desplazarse del ámbito de la sobrevivencia al de la innovación. Porque la acumulación de ‘buenas ideas’ enfermas o fracasadas, contamina el espíritu de la nación con el germen de ‘no se puede’ o ‘para qué’ o ‘mejor ya no’, mientras que la referencia que nos da el éxito sostenido de las ideas y sueños de otros nos inspira y cobija nuestras propias aspiraciones manteniendo alertas nuestros anticuerpos contra el desánimo.

Ahora, ¿cómo intervenimos esa fórmula para que el emprendimiento de corto alcance, fracasado, dé paso a la iniciativa competitiva? Con trabajo, pasión, visión de mediano y largo plazo, pero por sobre todo, con formación, asesoría y asistencia técnica para “aprender a emprender” con pie firme y paso sostenido.

Por Dunia de Barnola/ @duniadebarnola y @vzlacompetitiva

Artículo tomado de Globovisión.

Para promover y desarrollar la competitividad de nuestro país, Venezuela competitiva pone a su disposición el Taller de Estrategia, Gerencia e Innovación “Pensar más allá del Plan de Negocio”. Inscripciones abiertas. Mayor información AQUÍ

2 respuestas a “Emprender y sobrevivir en el intento – Por Dunia De Barnola”

  1. Victor Hugo Correa A dice:

    quisiera saber si ustedes dictan curso, dictan diplomados o conferencias sobre el emprendimiento, gracias

    • alexandra dice:

      ¡Buenos días! Nosotros dictamos talleres para emprendedores en las áreas de finanzas, mercadeo, estrategia e innovación y aspectos legales. Nuestro primer taller del año será para finales de febrero. Cualquier duda que tengas puedes llamarnos al 02122398505. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ediciones anteriores:

Siguientes ediciones: